Camino de Santiago, Lugares de Poder

Cultos serpentarios en La Puebla de Sanabria

18 febrero, 2015
Mito serpentario en la iglesa de ntra sra del azogue en La Puebla de Sanabria

Ya hace unas semanas os hablábamos sobre una de las leyendas más conocidas de la localidad de Puebla de Sanabria, ubicada en la parte zamorana del Camino de Santiago. Si en la anterior ocasión nos referíamos a la leyenda de su lago, de aroma claramente atlante, esta vez nos centraremos en otro de tantos misterios que esconde esta población. Visitaremos el exterior de la iglesia parroquial, Nuestra Sra. del Azogue.

El templo está situado en la plaza mayor, junto al castillo de Puebla de Sanabria, y junto al ayuntamiento, y fue construida a finales del siglo XII. Posteriormente ha sufrido remodelaciones, pero todavía quedan restos de ésta época, como son los muros laterales de la nave, de estilo románico o los capitales románicos de la puerta, que se encuentran en un estado de conservación excelente y de la puerta en donde aparecen temas bíblicos como Adán y Eva. Otro detalle llamativo que todavía conserva esta iglesia son las figuras humanas situadas en los fustes y que van vestidas con trajes de la época.

Nos centraremos en los capiteles románicos citados, aquellos que muestran las figuras de Adán y Eva…y la serpiente, susurrando al oído de Eva. Todo podría pasar por una de tantas representaciones de la escena del Génesis, pero hay otras circunstancias que nos ponen en alerta sobre el carácter profano de dicha representación. A la vuelta de los capiteles encontramos labradas varias representaciones de algo que parecen ser vulvas humanas, idénticas a las que podemos encontrar en abrigos y cuevas que contienen pinturas rupestres. El Camino de Santiago o Camino de la Vía Láctea, está plagado de serpientes o wuivres, como las llamaban los celtas, a aquellas fuerzas subterráneas que eran capaces de servir como catalizador para la trascendencia del visitante.

figuras en la la iglesia de ntra sra del azogue en la puebla de sanabriaOtro dato a tener en cuenta es la advocación de la iglesia parroquial de Puebla de Sanabria, dedicada a Nuestra Sra del Azogue. El Azogue es el nombre como en la antigüedad se conocía al Mercurio, sustancia, sabemos, impresicindible en la Gran Obra Alquímica como uno de sus principios junto al azufre y la sal. Así, el azogue o mercurio sería la parte anímica de la Gran Obca. Azogue procede de la palabra Azoth, nombre del Doble Mercurio alquímico, también llamado Mercurio Filosófico que Comprende la primera y última letra de los alfabetos griego, latino y hebreo, simbolizando “de principio a fin de todo universo”, la letra H simboliza al sol H = Helios (Sol), símbolo de la Gran Obra; el mercurio o azogue nace en cada sublimación y es el único protagonista de nuestra obra. Recordemos que según Paracelso, todas las substancias se componian de sal, azufre y mercurio. Se daba por un hecho la existencia de la quintaesencia, y, al conseguir ésta, se llegaría a la piedra filosofal. El mercurio también da nombre a uno de los planetas de nuestro sistema solar, Mercurio, el más cercano al Sol, y por tanto el que está más cerca de sentir el hálito de la transformación alquímica.

El azogue, por otra parte, también era el nombre dado a una extraña enfermedad que afecta a los trabajadores de las minas de cinabrio (mineral del mercurio), también conocido como “mal de san vito”, una enfermedad provocada por la intoxicación por polvo de cinabrio que conlleva una degeneración del sistema nervioso, de ahí el dicho “parece que tienes azogue” cuando alguien se muestra inquieto y no para de moverse. Esta enfermedad, al igual que otras en la antigüedad, tenía connotaciones sagradas, a tal punto que en las culturas más antiguas y recónditas de nuestro planeta, la ingesta de mercurio mediante brebajes o cápsulas, ha sido un habitual en las ceremonias de iniciación o en aquellos casos en los que el que lo ingiere desea alcanzar la inmortalidad.

ntra sra del azogue la puebla de sanabria

He aquí un cúmulo de circunstancias que apuntan a la iglesia parroquial de Ntra. Sra. del Azogue a un culto que podemos llamar serpentario, palabra que se ha de utilizar con el sentido con el que se dotaba al reptil en la antigüedad, como portador de conocimiento secreto (la serpiente susurra a Adán y Eva, nuestros primeros padres), del mundo subterráneo (las vulvas representadas en los capiteles), y de la inmortalidad (en referencia al azogue y al cambio de piel del reptil que legendariamente le otorga la inmortalidad). Esta iglesia se alza, a la luz de los indicios, como un hito donde el que el caminante consciente debe adquirir varias lecciones para llevar a buen término su viaje iniciático: debe comprender el papel de la Tierra como matriz catalizadora de la Obra Alquímica y el compromiso con la obtención del Mercurio Alquímico, ente anímico y dinamizador del proceso que se ha de conjugar con el Sol y con otros de los elementos citados.

Iglesia de ntra sra del azogue en Puebla de Sanabria

Si unimos lo narrado a la leyenda del Lago de Sanabria y otros indicios presentes en la localidad, no podremos sino afirmar la importancia de este punto en el ruta jacobea, pero no en la ruta turística o el recorrido judeo-cristiano programado desde las instituciones oficiales, sino de aquel Camino de la Vía Láctea que muchos recorrieron para encontrar y estudiar las leyes del Cosmos y el papel del ser humano en él.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply